Recomendaciones para un manejo higiénico en el tambo

Día

La producción de leche proveniente de vacas sanas y la cosecha a través de instalaciones higiénicas permite garantizar la obtención de un producto saludable, nutritivo y completo, así como la inocuidad de la cadena láctea desde la producción primaria.

A través de su Programa Tambos y Producción Primaria de Leche, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) brinda algunas recomendaciones a productores y tamberos, a fin de establecer un programa de manejo higiénico en los tambos que garantice la sanidad en los animales y la producción de leche en cantidad y calidad adecuadas.

La calidad de leche composicional, sanitaria e higiénica, se logra en los tambos a partir de vacas sanas y realizando un manejo adecuado durante el pre-ordeño, ordeño y post ordeño. Para mejorar los niveles de producción lechera, es importante conseguir un mantenimiento correcto de las instalaciones, los caminos, comederos y bebederos, así como evitar el maltrato a los animales y proveerlos de bienestar y confort.

Una  planificación higiénica debe incluir las siguientes áreas en un establecimiento lechero:

  • Cosecha de la leche. Deben establecerse zonas de preordeñe, ordeñe y post ordeñe.
  • Comederos y bebederos. Se debe considerar el origen y la seguridad del agua de bebida, así como la higiene y el mantenimiento de bebederos y comederos.
  • Cama o potreros y patios de comida. Debe mantenerse su limpieza periódica.
  •  Provisión de agua. Es necesario garantizar la higiene y las condiciones de los bebederos, y la disponibilidad de agua acorde a la cantidad de vacas en ordeñe. Debe prestarse atención al estado de las cañerías, tubos y flotantes, y tener precaución respecto al riesgo de contaminación en las tuberías.
  • Se recomienda que las áreas citadas posean personal responsable e indicadores prácticos y medibles que registren su funcionamiento adecuado, bajo supervisión profesional del veterinario actuante en la sanidad del rodeo lechero.

Los principales sectores que requieren control de higiene y manejo de limpieza son:

  • Tambos. Debe realizarse el control mecánico e higiénico de la máquina de ordeñar y un chequeo semestral dinámico y estático; el cambio periódico de pezoneras, insumos y utensilios de higiene (sellador de pezones, desinfectantes e higienizantes). Verifique en el rótulo o etiqueta de los productos para higiene, las indicaciones de uso y la habilitación por parte del Senasa.
  • Corral de maternidad o potrero periparto. Debe estar seco, con sombra y provisto de agua, y garantizar el confort, bienestar animal e integridad de los alambrados perimetrales.
  • Crianza artificial de terneras (guachera). El manejo higiénico de esta área es la base para una buena sanidad durante la crianza. Debe proveerse un programa de rotaciones, la limpieza de bebederos, baldes y la preparación y aporte de leche y calostro.
  • Equipo y tanque de frío. Debe hacerse un control periódico a fin de evitar la contaminación bacteriana.
    Se recuerda a los productores lecheros la obligatoriedad de utilizar en los tambos el Libro de Registro de Tratamientos, establecido según la Resolución Senasa N°666/2011.

La producción de leche proveniente de vacas sanas y la cosecha a través de instalaciones higiénicas permite garantizar la obtención de un producto saludable, nutritivo y completo, así como la inocuidad de la cadena láctea desde la producción primaria.

Más
Artículos